Prelude by Antonio Pastor L. on Grooveshark
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 14 de junio de 2013

CONCÉDEME LAS GRACIAS DE LAS CUALES TENGO NECESIDAD





HE ESCRITO EL 18 MAYO 1982:

MARIA INMACULADA,
DILECTA MADRE DE MI ESPÍRITU.

ES MAYO Y LAS ROSAS SE DESPLIEGAN DEJANDO LIBRES PERFUMES Y COLORES.

SE DESPLIEGAN, ASÍ COMO SE ABRE MI CORAZÓN DEVOTO A TU EXCELSA Y DIVINA MISERICORDIA.

ES MAYO, MADRE MÍA DILECTA, Y EL ALMA MÍA CANTA PARA TI, AMOR GRANDE E IMPETUOSAMENTE MATERNO, DULCE, SUBLIME.

NO DOBLO LAS RODILLAS, MADRE MÍA ADORADA, PORQUE NO ME FALTA TU SANTO CONSUELO.

NO TEMO, GENERADORA DE DIOSES, PORQUE ME RECONFORTO DE TU PRESENCIA EN MI ALMA.

EL MAL ME HA ESCARNECIDO PERO NO HA VENCIDO, PORQUE TU CELESTE MANTO ESTÁ SOBRE MI, DEVOTO A LOS DESEOS DE AQUEL QUE NUTRISTE EN EL VIENTRE TUYO, “BENDITA ENTRE TODAS LAS MUJERES, BENDITAS”.

YO ESPERO EL DÍA Y LA HORA, MADRE AMABLE Y GENEROSA; ESPERO EL DÍA Y LA HORA DEL TRIUNFO DE TU AMOR Y DE LA JUSTICIA DE JESÚS-CRISTO AMADO TUYO Y MÍO.



                                                             Eugenio Siragusa.





HE ESCRITO EL 8 DICIEMBRE 1982:

CELESTE MADRE MÍA, LUZ RADIANTE DE AMOR, INMACULADA MARIA SANTÍSIMA.

MI CARNE SE CONSUME Y MI ESPÍRITU SE ACERCA CADA VEZ MÁS A TI, BEATÍSIMA MADRE DEL ALMA MÍA.

TE RUEGO ME CONCEDAS LAS GRACIAS DE LAS CUALES TENGO NECESIDAD PARA PODER RECORRER LA ÚLTIMA PARTE DEL SENDERO EN EL CUAL HE SIDO PUESTO, PARA SERVIR LA CAUSA DE AQUEL QUE AMAS Y AMO.

QUE LA LUZ DE MATERNO AMOR ME ACOMPAÑE EN ESTOS DÍAS QUE ME QUEDAN, PARA LLEVAR A TÉRMINO LA VOLUNTAD SANTÍSIMA DE JESÚS NUESTRO AMADO MAESTRO Y SEÑOR.

NO TEMO LAS OSCURAS AMENAZAS DE LOS IMPÍOS PORQUE SÉ QUE ESTOY EN GRACIA TUYA Y DE LOS ÁNGELES DE MI SEÑOR.
TEMO LA DEBILIDAD DE LA CARNE QUE ME AFLIGE Y ME PRUEBA EN MIL Y MIL MODOS.

SOSTENME, MADRE MÍA DILECTA, CONCEDIÉNDOME TU MISERICORDIOSA MIRADA Y TU CONSOLADOR AMOR.



                                                   Tu Hijo en el Espíritu.

                                                             Eugenio Siragusa.



trucos blogger