Prelude by Antonio Pastor L. on Grooveshark
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 23 de junio de 2013

HOY BLASFEMÁIS MI NOMBRE



“VOSOTROS ME LLAMABAIS EL SALVADOR, HOY BLASFEMÁIS MI NOMBRE”.

ES CON ESTAS PALABRAS CON LAS QUE UN HOMBRE SE DESPIDE DE LOS QUE LE ENCUENTRAN Y HABLAN CON ÉL, ANTES DE DESAPARECER DELANTE DE SUS OJOS.

TODOS HABLAN DE ELLO Y PRINCIPALMENTE LOS PROTAGONISTAS QUE LO HAN ENCONTRADO AQUÍ O ALLÍ, PERO DONDE SIEMPRE BROTA, TODAVÍA, EL AGUA SIN ESCORIAS ENVENENADAS.

EL TRAUMA QUE SUFREN LOS QUE LE VEN DESAPARECER ANTE SUS OJOS, ES A MENUDO TAL QUE PIERDEN TODO EL CONTROL DE SU EQUILIBRIO.

DOS, DE ENTRE ELLOS, LO HAN VISTO DESAPARECER EN EL INTERIOR DE SU COCHE Y TERMINARON EN UNA POLICLÍNICA POR HABER PERDIDO EL CONTROL DE SU VEHÍCULO.
ESE VIEJO ACABABA DE TERMINAR UN DISCURSO MUY CUERDO QUE HABÍA INDUCIDO LA PREGUNTA:
¿qUIÉN ERES TÚ?.
 “VOSOTROS ME LLAMABAIS EL SALVADOR, HOY BLASFEMÁIS MI NOMBRE”,-CONTESTÓ EL ANCIANO HOMBRE Y DESAPARECIÓ REPENTINAMENTE DE SUS MIRADAS ESTUPEFACTAS.

PERO, ¿QUIÉN ES ÉL?

¡SIN COMENTARIO!

                                                                       eugenio siragusa.

(1973)


trucos blogger